Select Page

Muchos empresarios no saben que hay tres tipos de bancarrota que pueden presentar. No saben que tienen una opción. Solían pensar que la bancarrota es sólo una cosa – por lo general una confiscación de propiedades, ya que él / ella se rinde ante sus enormes deudas.

Ese no es el caso; de hecho, ¡está lejos de serlo! Más tarde verá en los siguientes tipos que la bancarrota no es sólo una situación horrorosa; lejos de eso, o al menos no tan horrorosa como usted cree.

Aprenda más sobre los 3 tipos y vea las opciones usted mismo:

Bancarrota del Capítulo 7 (Liquidación de activos para pagar a los acreedores rápidamente)

Este es el tipo típico de bancarrota que se nos viene a la mente cuando pensamos en la palabra “bancarrota”.

Ahora, antes de que odie el Capítulo 7 por liquidar sus activos, debe tener en cuenta que sigue siendo una opción; probablemente, como último recurso. En algunos casos, la venta de algunos de sus activos es un buen movimiento para salvar los restantes.

Pero el punto es que, esta no es la única manera de resolver las cosas. Aprenda más sobre los Capítulos 11 y 13 para una alternativa del Capítulo 7.

Bancarrota del Capítulo 13 (Desarrollo de un plan de pago)

En el Capítulo 13, el deudor tendrá la oportunidad de asegurar sus bienes y propiedades presentando en su lugar un plan de pago.

Si usted puede presentar un plan de pago a sus acreedores, se le permite asegurar sus propiedades por un cierto período de tiempo – generalmente de 3 a 5 años. Sólo asegúrese de pagar sus deudas mucho antes de ese período de tiempo, o de lo contrario corre el riesgo de perder sus propiedades.

El Capítulo 13 funciona mejor si tiene un ingreso regular. Usted no puede presentar un plan de pago si no tiene ingresos.

Bancarrota del Capítulo 11(Reestructuración de negocios para manejar deudas)

Si usted tiene un negocio, especialmente bajo una forma de sociedad o corporación, el Capítulo 11 puede adaptarse mejor a sus necesidades.

En este tipo de bancarrota, su negocio es reestructurado para asegurar que el efectivo siga fluyendo mientras usted paga a sus acreedores. Al igual que en el Capítulo 13, usted es elegible para mantener sus propiedades aquí.

Sin embargo, y por supuesto, usted tiene que asegurarse de pagar bien a sus acreedores. De lo contrario, sus propiedades podrían ser confiscadas si usted no las paga debidamente.

Conclusión

La bancarrota no es sólo una rendición a sus deudas (y de sus propiedades). En todo caso, esa es la última opción.

Pero si usted es elegible y lo suficientemente disciplinado para pagar sus deudas, usted puede asegurar sus propiedades y salvar su negocio de la caída total.

Además, ¡asegúrese de contratar a un abogado especializado en bancarrotas para que le ayude con estos asuntos!

Muchos empresarios no saben que hay tres tipos de bancarrota que pueden presentar. No saben que tienen una opción. Solían pensar que la bancarrota es sólo una cosa – por lo general una confiscación de propiedades, ya que él / ella se rinde ante sus enormes deudas.

Ese no es el caso; de hecho, ¡está lejos de serlo! Más tarde verá en los siguientes tipos que la bancarrota no es sólo una situación horrorosa; lejos de eso, o al menos no tan horrorosa como usted cree.

Aprenda más sobre los 3 tipos y vea las opciones usted mismo:

Bancarrota del Capítulo 7 (Liquidación de activos para pagar a los acreedores rápidamente)

Este es el tipo típico de bancarrota que se nos viene a la mente cuando pensamos en la palabra “bancarrota”.

Ahora, antes de que odie el Capítulo 7 por liquidar sus activos, debe tener en cuenta que sigue siendo una opción; probablemente, como último recurso. En algunos casos, la venta de algunos de sus activos es un buen movimiento para salvar los restantes.

Pero el punto es que, esta no es la única manera de resolver las cosas. Aprenda más sobre los Capítulos 11 y 13 para una alternativa del Capítulo 7.

Bancarrota del Capítulo 13 (Desarrollo de un plan de pago)

En el Capítulo 13, el deudor tendrá la oportunidad de asegurar sus bienes y propiedades presentando en su lugar un plan de pago.

Si usted puede presentar un plan de pago a sus acreedores, se le permite asegurar sus propiedades por un cierto período de tiempo – generalmente de 3 a 5 años. Sólo asegúrese de pagar sus deudas mucho antes de ese período de tiempo, o de lo contrario corre el riesgo de perder sus propiedades.

El Capítulo 13 funciona mejor si tiene un ingreso regular. Usted no puede presentar un plan de pago si no tiene ingresos.

Bancarrota del Capítulo 11(Reestructuración de negocios para manejar deudas)

Si usted tiene un negocio, especialmente bajo una forma de sociedad o corporación, el Capítulo 11 puede adaptarse mejor a sus necesidades.

En este tipo de bancarrota, su negocio es reestructurado para asegurar que el efectivo siga fluyendo mientras usted paga a sus acreedores. Al igual que en el Capítulo 13, usted es elegible para mantener sus propiedades aquí.

Sin embargo, y por supuesto, usted tiene que asegurarse de pagar bien a sus acreedores. De lo contrario, sus propiedades podrían ser confiscadas si usted no las paga debidamente.

Conclusión

La bancarrota no es sólo una rendición a sus deudas (y de sus propiedades). En todo caso, esa es la última opción.

Pero si usted es elegible y lo suficientemente disciplinado para pagar sus deudas, usted puede asegurar sus propiedades y salvar su negocio de la caída total.

Además, ¡asegúrese de contratar a un abogado especializado en bancarrotas para que le ayude con estos asuntos!