Select Page

Si tiene deudas (u otros problemas de dinero), sabe lo estresante que es estar en esa situación. Al leer el título, probablemente asintió con la cabeza y se dijo a sí mismo que “¡SÍ!”

Los problemas de deudas pueden causar depresión y ansiedad. Sin embargo, mientras que cualquier deuda puede estresarnos (dependiendo, por supuesto, de su proporción con nuestro nivel de ingresos), estamos hablando específicamente de deudas pesadas. Esas deudas que nos causan noches de insomnio. Esas deudas que nos hacen querer llorar y esperar que las cosas se resuelvan por arte de magia. En algunos casos, esta deuda puede haberle hecho pensar en la bancarrota.